Skip to content

Qué muchachos más amenos

October 1, 2013

Nunca como ahora se había visto una huelga médica más inoportuna. El país vuelve a preocuparse a raíz de un virus que afecta principalmente a los niños mientras los médicos vuelven a tirar por el suelo el Juramento Hipocrático.

La insensibilidad está a flor de piel y es la protagonista de este episodio que más desagradable no podía ser, en el que nuevamente el gremio de los profesionales de la salud apela más a sus intereses económicos que al sentir de la mayoría y tratar de exigir sus demandas sin sacrificar a los pacientes.

No se puede negar que más justa no podía ser la lucha de los médicos, pero las cosas no se pueden ver desde un solo punto de vista. Pues si a eso vamos, el país completo estuviera paralizado y todo el mundo estuviera en huelga porque solo los que tienen sueldos de lujo es que ganan de manera considerable.

Y lo peor de todo es que a fin de cuentas no es la clase alta la afectada con esta huelga, sino los pobres, los que no tienen para pagar una clinica millonaria y que vive a expensas del servicio público para ver solucionados sus problemas de salud.

¡Que Dios los ampare!

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: