Skip to content

“Soy una persona que llora muy fácil”

December 31, 2012

Jorge Rosario

Angelito Villalona cada vez más da gracias a Dios por haberlo llamado por amor en vez de ser por dolor, y hoy experimenta un cambio de vida que está a la vista de todo el que lo ve o lo escucha. “Yo he vivido todo, el alcohol, las mujeres, la fama, la adulación, y puedo decir que nada hace feliz fuera de Dios”, cuenta al pedírsele que diera una exhortación a los jóvenes.

Pues la vida de Ángel Villalona Evora no siempre ha sido igual a la de ahora. “En 1996, cuando jugaba softball en la Liga de la Farándula para, entre otras cosas, tener un motivo para tomar, un amigo me invitó a un retiro, aún sin saber qué es un retiro. Al principio me gustó porque vi que estaban cantando y me sentí en lo mío, pero a medida de que fueron dando cada tema, mi sonrisa fue desapareciendo porque hablaban de la gente prepotente y poco humilde, y yo le dije a los predicadores que se la habían cogido conmigo, que eso se lo dijo mi esposa, pero ellos me dijeron que no era así”, explica.

Así comenzó todo, pero antes tuvo una carrera en la música secular que lo llevó a estar durante diez años como corista en la orquesta de su hermano Fernando Villalona, aparte de que se siente favorecido por ser el compositor que más canciones “El Mayimbe” le ha grabado, entre ellas “Me muero por ti”, merecedor de un Casandra como Merengue del Año.

Para el menor de los once hermanos Villalona, Fernando es una columna vertebral de su familia porque es el mayor, “no el más viejo”, como dice entre risas. Además confiesa que es alguien a quien nunca le ha faltado el respeto ni espera hacerlo, tanto así que cuando entendió que debía formar su propia agrupación, le escribió una carta explicándole las razones de su partida.

En una entrevista en el programa En Ruta de Vida FM, en el que estuvo acompañado de Maggi, su esposa y madre su hija Angelis, cuenta que en el proceso de conversión y abandono de los vicios de “El Mayimbe”, aportó mucho de lo que aprendió del Señor.

Nacido un 30 de Julio en Loma de Cabrera, Dajabón, cuenta con alegría que uno de sus recuerdos más gratos de su niñez es cuando aprendió a montar bicicleta.

Él es una persona que tiende a llorar fácil, tal como responde al preguntársele sobre cual es la palabra que mejor lo describe, al tiempo que hace un profundo silencio, presenta un rostro de tristeza, le salen unas lagrimas y pide perdón por esto, demostrando así lo que acaba de explicar.

Esa sensibilidad se muestra al decir que lo que más le molesta de la gente es la indiferencia hacia los demás, mientras que la situación social que más le preocupa es la desigualdad social que provoca a algunas personas a ver el suicidio como solución.

Y hablando de ese tema, Angelito testimonia con gran gozo que una persona que hoy le sirve al Señor le contó que estuvo a punto de quitarse la vida, pero dejó ese pensamiento atrás al escuchar su tema “Cámbiame”.

Es que sus canciones como “Yo necesito paz”, “Levántate y anda”, “A si nombre gloria”, Dios sí es grande”, y la versión en merengue de “Todo se lo debo a El” han sido un canal para que Jesús obre en miles de personas.

Aunque los frutos que ha dado su ministerio no se han hecho esperar, no todo ha sido perfecto. Tuvieron que pasar siete años para él ver terminada su primera producción cristiana “Creo en ti, Señor”, pues vivía una prueba tras otra.

“A veces me desanimaba porque pensé que si le estaba sirviendo a Dios cómo era que el enemigo ponía tantos obstáculos para que el disco se terminara, pero un amigo me aclaró algo que a lo primero no entendía, que nuestra lucha no es contra carne ni sangre”.

Y luego de cuatro años de espera de un nuevo material discográfico, no llega una sino dos producciones, algo nada usual en la música, y mucho menos en el ámbito católico, donde los artistas graban con sus propios recursos económicos.

“Tenía muchas canciones grabadas y quería saber cuáles iba a dejar fuera. Le pregunté al Padre Chelo, y después que las escuchó todas me dijo que había un problema, yo me asusté creyendo que era por asunto de que las letras contradecían algún pasaje bíblico, pero fue porque todos los temas estaban buenos. Luego le pregunto a un amigo

predicador donde vivo en Pennsylvania y me dice grabe unos cuantos temas más para completar las dos producciones y después la llamada se calló. Así nace el disco de merengues “Prosperado, bendecido y en victoria”, y “Mi fe está en ti”, de adoración, dos alas de un mismo ángel que vuela hacia la verdad”, explica con detalles.

Y es que la música ha sido parte de Angelito Villalona desde siempre, como corista, cantante, director de una escuela de música para niños, y compositor de decenas de canciones para artistas como Andy Andy, Eddy Herrera, El Conjunto Quisqueya, y Frank Reyes, para quien escribió “Por el alcohol”, basado en su propia experiencia.

Hoy se une su labor a tiempo completo en el canto al Señor, lo que le da material para decir cuál es la mejor parte de seguir a Cristo.

“Lo mejor de ser cristiano es tener a Cristo en su corazón, y sobre todo hacer su voluntad”.

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: