Skip to content

Persevera hasta el final y tu recompensa llegará

December 31, 2012

Josnely Bueno

Muchas veces tenemos sueños, metas y aspiraciones. Pero a través del tiempo, si vemos que se torna muy difícil, simplemente tiramos la toalla. Pero es hora de pensar y tener una percepción diferente, porque si ya has esperado mucho tiempo por una meta que tienes trazada, no debes a última hora perder lo mas por lo menos

Dice la palabra que “Y habiendo esperado con paciencia, alcanzó la promesa”. (Hebreos 6:15), refiriéndose a Abraham, y esta es la muestra de que si te propones cumplir algo específico en tu vida debes esperar pacientemente hasta obtener los resultados, porque si te desesperar puedes echar todo a perder (en el sentido de que si haces algo apresurado, resultado de la impaciencia, puedes traer resultados inesperados). Y así como Abrahán esperó pacientemente debemos, de igual modo, hacer en nuestro caminar.

Por otra parte, sólo llega el que se arriesga, el que decide seguir hacia delante venga lo que venga, tal como David derrotó a Goliat, a pesar de tan grande que fue su rival, a pesar de todo eso David se mantuvo firme en su decisión, sostenido de Dios, y déjame decirte que cuando las cosas se hacen encomendadas del Rey de Reyes, todo sale mejor y no hay gigante que se levante contra ti, porque ciertamente no se estarían enfrentando contigo, sino con el que te cuida y te guarda como la niña de sus ojos.

Por la misma razón es que debemos encomendar nuestras metas, aspiraciones y demás en las manos de Dios, y el mejor ejemplo de esto está cuando José fue llevado a la casa de Potifar (El Oficial del Faraón) dicen las Escrituras: “Y vio su amo (Potifar) que el Señor estaba con él, y que todo lo que él hacía, el Señor lo hacía prosperar en su mano”, (Génesis 39:3) “así halló José gracia en sus ojos, y le servía; y él le hizo mayordomo de su casa y entregó en su poder todo lo que tenía”(Verso 4) es evidente que con Dios todo es posible, y si José por su obediencia, su fe y su carácter logró grandes cosas, nosotros también, si le entregamos nuestras vidas a Cristo.

Cristo perseveró hasta el final, sufrió hasta el final, por amor a todos y cada uno de nosotros. Y con esto me atrevería a preguntarte ¿Qué has hecho tú por amor a Cristo? Acaso oras (hablar con él), lees las escrituras (Comida Espiritual), porque en primer lugar debo decir que cuando oras, hablas con Dios, y si hablas diariamente con aquella persona que tanto quieres en el mundo “tu novia/o”, cuanto más debes hacerlo con Dios, y así como no puedes dejar de comer, tampoco debes dejar de leer la palabra porque la misma especifica, que es la Comida Espiritual, la cual te lleva por sendas de justicia y te ayuda a comprender la perfecta voluntad de nuestro creador.

Si perseveras en el Señor tu situación asciende a lo mejor!!!

 

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: