Skip to content

Dinero, ¿Causa o consecuencia del éxito?

January 31, 2012

Diego Sosa

Consultor empresarial

http://www.diegososa.info

En tiempos muy remotos, la hombría era medida por el tamaño de la presa que el hombre traía a la casa, eso servía para sustentar a la familia.  Luego, pasó a ser medida por al cantidad de tierra que poseía el hombre.  En un futuro, el humano quizá será medido por la cantidad y utilidad de su conocimiento.  ¿Y ahora?

En el presente estamos midiendo al humano por la cantidad de dinero que tiene, que en muchas ocasiones se confunde, o se fusiona, con su poder.  O sea, hoy es una mezcla de dinero y poder.

¿Puede ser que estemos confundiendo éxito con dinero?  ¿O éxito con poder?  Y peor, algunos confunden poder con dinero… Por eso, cuando están en el poder se apertrechan de dinero.

El caso es que nuestra sociedad está enfocada en conseguir dinero para poseer éxito.  Estamos basando nuestra autoestima en dinero.  Estamos buscando reconocimientos basados en la cantidad de dinero que podamos lograr.  Y peor, lo importante no es la cantidad que tenemos, sino cuánto tenemos más que los demás.  O sea, nuestra autoestima depende del poco éxito o fracaso de los otros… Lo que es un factor externo a nosotros y por eso no cubre realmente nuestras necesidades de autorrealización.

Hoy, en muchos casos no hay que tener dinero, sino, mostrar dinero. Entramos en una etapa más peligrosa en la búsqueda del éxito.  En la etapa de gastar lo que no nos hemos ganado, simplemente para subir de estatus en una sociedad que no tiene paciencia para cosechar el fruto cuando ya está maduro. Entramos en una etapa de préstamos para consumir y en unos años nos damos cuenta que la persona que aventajamos en nuestra vida “exitosa”, ahora tiene su propia vivienda y no se hala los cabellos para retirarse.  Mientras que nosotros estamos buscando cada mes el dinero del alquiler y la cuota del vehículo.

La ropa de moda, los zapatos caros, las carteras de marca, los vehículos grandes, los viajes frecuentes, las fiestas incesantes, los restaurantes costosos… todas esas grandes y pequeñas cosas, no le permiten a los humanos modernos hacer sus ahorros para luego comprar su casa y hacer inversiones que un día comprarán sus lujos.

Lo siento, pero para mí “la vida NO es ahora”.  La vida es cada día… incluyendo cuando tengamos ochenta o noventa años.  Nuestro éxito no lo debe mostrar el dinero, lo debemos sentir en lo que logramos cada día: Nuestros hijos con una educación integral, nuestras relaciones humanas, nuestra tranquilidad con relación a la no falta de dinero, nuestra falta de estrés, nuestro tiempo de calidad… en fin, en las cosas que sí hacen feliz cada minuto de nuestra vida.  Si se dan cuenta, la mayoría de ellas no cuesta dinero, pero valen demasiado para dejarlas sin atención.

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: