Skip to content

No esperes el jaque mate para entregarte a Dios

January 5, 2012

Josnely Bueno

Un sismo de 5.2 en la escala de Richter localizado en la Bahía de Ocoa estremeció nuestro país el jueves 5 de enero de 2012.

Después del terremoto que se produjo a las 5:35 am, mucha gente hundida en el pánico optó por lo siguiente:

v     Patica pa’ que te tengo (salir de la casa lo más pronto posible y algunos hasta sin ropa).

v     Enviar bc con las informaciones, (o con chistes de lo ocurrido).

v     Tomar el teléfono para ver si los demás están bien.

v     Arrodillarse ante Dios para pedir perdón por lo malo que ha hecho.

v     Prometerle al Altísimo que lo seguirá si lo ayuda a salir de eso.

v     Pensar en las cosas que tiene mal para saber cómo arreglarla.

Es lamentable que muchos solo reconozcan a Dios en momentos como este, cuando saben que están en jaque mate y que no hay tiempo para más.

Mucha gente clama para que Dios lo ayude y lo mantenga vivo, pero después que se va el sustico, todo “Bien gracias”, ni se acuerdan de Dios… es similar a cuando una persona recibe su sanidad, en el momento agradece y habla de la grandeza y misericordia que Dios ha tenido con él, y al cabo de un tiempo duda de su existencia, por argumentaciones de terceros, o empiezan a creer en los extraterrestres, poniendo en duda y cuestionando al mismo que le sano y le liberto.

Si tienes la dicha de un nuevo día agradece a Dios por eso y no esperes el último momento para hacer lo que tienes y debes hacer… porque el Señor viene como ladrón en la noche, nadie sabe cuándo ni dónde, es por tal razón que debemos estar preparados, porque su venida no será como el simple susto que se llevaron muchos en el día de hoy, sino que cuando Dios venga ya no hay vuelta atrás, ni lamento que valga, y justo como en los tiempos de Noé se cerrará la puerta y no habrá otra cosa más que aceptar la consecuencia de nuestros actos por simplemente no ocuparse porque quien no se ocupa se preocupa.

Por otra parte, te hablo a ti que no sabes qué hacer ni que pensar, que aun tienes preocupación y miedo, ocúpate ahora que tienes la oportunidad de seguir a Dios. Y aquellos que están como ovejas perdidas saben que pueden encontrar su rebaño y morar bajo la sombra del Omnipotente.

No esperes el último momento, porque puede que no haya tiempo. Ocúpate de las cosas de Dios para que después no te preocupes por lo que pueda pasar.

La palabra de Dios nos dice en Salmo 46:1-3 Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones, por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, y se traspasen los montes al corazón del mar; aunque bramen y se turben sus aguas y tiemblen los montes a causa de su braveza.

Salmo 46:7 El Dios de los ejércitos está con nosotros; nuestro refugio es el Dios de Jacob.

Salmos 46: 10 Estad quietos, y conoced que yo soy Dios.

Tú tranquilo, que Dios tiene el control. Ocúpate de lo que te corresponde (ora por nuestro país día a día, para que la gracia y el favor de Dios sea con nosotros… para que nada malo azote lo que es nuestro) que Dios se encarga del resto.

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: