Skip to content

¿Qué estás mirando?

October 13, 2011

Josnely Bueno

Muchas veces invertimos nuestro tiempo en cosas sin sentido, cosas que en vez de ayudarnos e instruirnos por buen camino lo que hace es todo lo contrario. La Palabra de Dios especifica que los ojos son la lámpara del cuerpo, es decir, es lo que ilumina tu cuerpo, tu caminar, por tal razón es que debemos cuidar lo que vemos. Un ejemplo palpable de esto se puede identificar aún en el principio de la creación “Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, le cual comió así como ella” (Génesis 3:6).

¿Cuantas veces hemos escuchado que la mujer fue la causante de todo el pecado y todo lo dificil que es la vida después de su desobediencia? PERO!! ¿En qué le obedeces tú al Señor? ¿Acaso haces lo que mandan sus palabras? Sin darnos cuenta, estamos hacienda justamente lo que hizo Eva en el Huerto del Edén, estamos tomando la manzana del pecado día a día (porque inclusive hay personas que no pueden pasar un día sin decir algún chisme en contra del prójimo o decir alguna “Mentirita Blanca” que al fin y al cabo es la misma mentira con otro color). La solución está en tus manos, porque el Señor como se dice popularmente, es un caballero y no entra en tu vida y en tu corazón a menos que tú se lo permitas.

Por otra parte vemos lo que hizo la mujer de Potifar (Oficial del Faraón) al poner sus ojos sobre José: “Aconteció después de esto, que la mujer de su amo puso sus ojos en José y dijo: duerme conmigo” (Génesis 39:7). Inmediatamente pone los ojos donde no debes, se produce una reacción, y para cometer un pecado (o cualquier falta) lo primero que se realiza es la observación, luego el pensamiento (maquinaciones) y después se ejecuta la acción.

Es por esto que debes tener cuidado con lo que piensas, y quizás dirás: !Cuando un pensamiento llega a mi vida llega porque sí, o simplemente se justifica con vanas palabras como: es que soy hombre, por ende tengo más debilidad que una mujer (pero cuando José tuvo esa tentación él no se quedó con la excusa de que era un hombre, sino, que huyó de aquella tentación por amor a Dios y respeto a su amo [Potifar]) es por esto que cada persona tiene lo que se llama !!Dominio Propio!!

Ahora lo que sí quiero es que reflexiones en lo siguiente: ¿Cuál es ese pecado, que tú sabiendo está mal, aun tienes los ojos puestos en él? Acaso es la pornografía, la lujuria o quizás aquella chica/o (que de por si ya tiene su pareja).

La verdad simplemente la saben Dios y tú. Ahora bien, está en ti si quieres darle rienda suelta a tus emociones y deshonrar a Dios o aceptar que estas viviendo una vida llena de engaño que solo deja como recompensa la muerte y el pasar por y para siempre con el Padre del pecado que es satanás (Y todo lo malo que implica esto).

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: