Skip to content

Las Tarjetas de crédito –I-

June 20, 2011

José Guzmán

Desde la antigüedad el hombre ha buscado la manera de comercializar tanto bienes como servicios.  Al principio la actividad
comercial y transaccional se basó en el trueque pero luego se debió migrar a otras formas como son las monedas y más adelante el papel moneda.

Décadas más tarde el comercio se volvió más complejo y especializado,  esto dio origen a la creación de entidades a las cuales se pudiera acudir a guardar y a retirar dinero, no sólo en la forma clásica sino también ahora a través de documentos oficiales que puedan intercambiarse por efectivo. Nacen así los bancos y los cheques, entre otros instrumentos financieros.

Pero no fue hasta el siglo XIX y principios del XX para que, a la par del crecimiento del consumo en todo el mundo y la necesidad de encontrar una manera para reducir el manejo de efectivo en papel, nazca tímidamente el germen de lo que hoy se conoce como tarjeta de crédito.

Hoy día son muy comunes y casi cualquier persona puede tener uno, pero lo cierto es que en sus inicios, las tarjetas de crédito no eran tan populares como en estos tiempos.   Quien poseía una tarjeta de crédito era porque era reconocido como una persona muy distinguida y perteneciente a la alta sociedad.  Al principio estas tarjetas no eran una manera de pagar en múltiples establecimientos sino que era más bien, una membresía que lo distinguía como cliente de ciertos establecimientos.

En 1914 Western Union lanza el primer concepto de lo que sería una tarjeta de crédito, esta tarjeta era muy limitada y no era en

plástico como las de hoy.   Pero el inicio del concepto de la tarjeta de crédito tal y como la conocemos en el cual tu puedes pagar con una sola tarjeta, en múltiples establecimientos comerciales se remonta a los años 50’s cuando Frank McNamara, líder de la empresa Hamilton Credit Corporation, estaba conversando con su socio Alfred Bloomingdale y su abogado en un exclusivo restaurant  de Nueva York, al final de la cena el Sr. McNamara se dio cuenta que había dejado su billetera y tuvo que llamar a su esposa para que le llevara efectivo; luego de esto ideo la forma en la que esto no le volviera a pasar y creo el Dinners Club (el club de los que van a cenar) para esto tuvo que hablar con múltiples restaurantes para que aceptaran su tar

jetas, esta tarjeta se volvió muy popular y los socios eran personas especificas quienes pertenecían a este exclusivo club.

American Express Company, que hasta entonces se había dedicado exclusivamente a la actividad de agencia de viajes, y emitíacheques de viaje para sus clientes, crea en 1958 su propia marca de tarjetas, dentro de la línea de “Travel and Entertainment”. Le sigue Carte Blanche creada en 1959 por la cadena hotelera Hilton. Destaca, sin embargo, el extraordinario desarrollo y empuje de American Express. Parecía como si sus titulares tuvieran una necesidad de alinearse para relanzar económicamente a los EEUU. viajando al extranjero, especialmente a Europa, ya fuera de negocios o de vacaciones, con el fin de utilizar su tarjeta American Express, que en la década de los 80 empezó a desplazar a Diners Club.

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: