Skip to content

Cuidado, cuidado…

April 12, 2011

Alberto Torres

El problema de nunca acabar en la sociedad dominicana es el alto costo de la vida que va de la mano con las debilidades del sistema socioeconómico de la nación, que a la vez se desenvuelve en un estado donde los que poseen las fuerzas de producción están en total libertad de encarecer los precios de las mercancías de las cuales ellos son los dueños.

Los comerciantes, sin dudas, contribuyen al ahondamiento de la miseria de la gran mayoría de los dominicanos, pues a la hora de ganar dinero y empobrecer al pueblo utilizan toda técnica de especulación y chantaje.

Entonces nos preguntamos donde está la autoridad, la que el pueblo delega ante los distintos poderes del estado. Esta simplemente no existe, sino más bien en teoría; por esto los especuladores y chantajistas abusan del hambre y de la falta de pensamiento que esta produce en los dominicanos.

En este caso la falta de control es algo peligroso en la democracia por aquello de que cuando hay estómagos vacíos no puede funcionar correctamente la democracia, pues esta requiere de estómagos llenos. También se dice que las peores y más fuertes revoluciones son las de la barriga.

Así que, señores comerciantes y empresarios, no sigan sometiendo al castigo del encarecimiento de la vida al generoso, perseverante y humillado pueblo dominicano porque los pueblos oyen, ven y callan pero tarde o temprano hablan y no hablan por elecciones sino que lo hacen actuando y cortando la cabeza de aquellos que considera culpables de su padecimiento.

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: