Skip to content

¿Y de mi carrera que?

April 11, 2011

Diego Sosa

Consultor empresarial

Siempre queremos crecer en nuestra carrera profesional… el principal problema es que el puesto que está encima del nuestro no tiene las mismas tareas. Entonces llega el momento de pensar que la preparación para un nuevo puesto conlleva aprender cosas que no nos servirán para lo que hoy hacemos.

Parece un trabalenguas, pero lo que quiero decir es que prepararse para el futuro conlleva una visión de futuro. Si soy un buen gerente, tengo que aprender cosas para ser un buen director, no sólo para ser un excelente gerente. Así mismo los que promueven al personal deben fijarse en las posibilidades que tiene ese gerente de ser un buen director, y no de ser el mejor de los gerentes.

Las empresas tienen que preparar a los futuros directores, y no estar siempre preparando las personas sólo para que sean excelentes en sus propios puestos… eso sólo llevará a inconformidad en un futuro. Siempre recomiendo tener un grupo reconocido y elegido para desempeñar funciones de mando en un futuro, con un programa de preparación y adiestramiento especial para los que en un futuro dirigirán la empresa.

Una de las principales atribuciones de los cargos más altos es que tendrá que comandar personas… si piensa asumir posiciones de mando, lo primero que tiene que trabajar son sus relaciones humanas, entonces tendrá la piedra angular para ser un líder, característica indispensable de toda gestión de dirección.
Muchas veces conseguimos el máximo de nuestra competencia en un puesto y al no prepararnos para pasar al próximo peldaño, pasamos de ser un excelente colaborador a un inepto director. Posiblemente en ese puesto pasemos el resto de nuestra vida, será el puesto que encontró el límite de nuestra capacidad.

El problema de muchas empresas estriba en que van subiendo personas por sistema de escalafón y se llenan de buenas personas en puestos equivocados. Lo que nos trae una inoperancia parcial en la empresa. Sin embargo, no reconocer el esfuerzo de un excelente trabajador traerá desmotivación por parte de quien desempeña su trabajo con niveles de excelencia, por ver parado su crecimiento.

El truco no es dejar a cada cual donde está bien, sino prepararlo para donde se merece estar, pero seguirlo preparando hasta que llegue a un nivel de excelencia superior en ese nuevo puesto. Aunque necesitamos prepararnos para perder excelentes colaboradores, esto es así porque la empresa nunca tendrá suficientes puestos para promover a todos a una jerarquía superior, recordemos que el sistema de las empresas es piramidal.

El éxito de una empresa está en formar y dejar ir personal motivado en cuanto a esperanzas de futuro. Alguien que se pasa la vida en un puesto es un estorbo para el crecimiento de muchos, además, es difícil mantenerlo motivado, y como si eso fuera poco, cada año esa posición es más cara. En la rotación del personal puede estar el éxito de la profesionalidad de la empresa.

Me despido recomendándoles que siempre piensen en el próximo paso en su carrera, prepárese para que cuando se busque alguien para cubrir un puesto superior, sea usted el capacitado y no el por capacitar, así tendrá mejores probabilidades. Pero no olvide que para ser tomado en cuenta, usted tiene que cubrir las expectativas del puesto que hoy desempeña.

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: