Skip to content

Moda bajo la lluvia

February 6, 2011

Sussy Jiménez

Problema: individuo a pies en un día lluvioso.
 
Destino: acudir a la universidad.
 
Posible solución: tomar transporte público.
 
Resultado: un animal de cuatro patas es lo más parecido a este individuo.
 
¿Por que andar a pies en un día lluvioso suena odisea de marca mayor?
 
Yo les diré que mi experiencia como peatona me hace casi realizar una tesis sobre esto, que en su defecto se llamaría “como sobrevivir en un día lluvioso, valiéndonos solo de nuestros pies”. Parece fácil pero la pesadilla empieza cuando te toca iniciar el día con tremendo aguacero.
 
Primero, sales a las 6:00 de la mañana porque tienes clases a las 7:00, llegas a las 8:00, por que si regularmente el transporte público es un caos, imagínate con dos o tres goticas de agua.
 
Si crees que es lo peor, sigue leyendo.
Segundo, ese día te pones ropa bonita la cual amerita un buen trato, cosa que la lluvia no conoce, precisamente a segunda hora tienes una exposición con el profesor mas estricto (jodón), se te mojan las fichas, la cartulina, el pelo, los zapatos, pareces salida de la casa del terror. Llega el profesor salido aparentemente de una burbuja, por que con semejante agua y ni una gotíca de agua, ¡pero claro! el no anda a pies, no conoce las inclemencias de la lluvia.
 
Tercero, después de una pésima exposición, te toca seguir cumpliendo tus labores como estudiante responsable, te trasladas a otra facultad para seguir tomando clases, en la cual llueve mas fuera que dentro, a la hora de salir te quedas parada en la entrada con aquellos que al igual que tu no tienen paraguas y andan a pies.
 
Cuarto, cuando decide parar un poco la lluvia, tomas ya camino a tu casa con mas temor que ganas, pensando ¿que pasara ahora?, pues Dios no te desampara por que ese día te bendice a través de un señor en un carro que pasa sin piedad y te moja de arriba abajo, es como lo que realmente define la odisea en un día de lluvia, la bendición del desconocido que pasa y te moja sin mas.
 
Llegamos a una guagua donde hay una amalgama de aromas, le das gracias a Dios de que no eres la única que lo tiene, finalmente llegas a tu casa, te bañas, cenas  y te acuestas, y a la hora de dormir, la lluvia también quiere dormir contigo cuando esta se manifiesta a través de una gotera en el mismo espaldar de la cama, ¡que lindo!
 
Pero ya que esta situación nos va a pasar mas de una vez, tomemos precauciones.
 
¿Como qué usar?
-Paraguas
-Zapatos no acolchados y las famosas crocks.
-Capas o en su defecto fundas para el pelo
-Ropa abrigadora, y

-Lo más importante, buen humor.
 
Bye bye
Que Dios los bendiga mucho.

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: