Skip to content

Nunca sabes quién puede sacarte de un apuro

November 29, 2010

Josnely Bueno

Sabes de hoy mas no de mañana, y es que mucha gente se da la tarea de humillar a los demas, de hacerse sentir, de creerse superior, no viendo así el pozo que cava contra sí mismo. Porque puede que hoy consideres a una persona un ser sin importancia/inferior, mas no sabes si ese será el Doctor que salve tu vida en determinado momento, o aquel Relacionador Público que puede hacer de tu empresa un éxito rotundo.

Por algo Dios dice en su palabra que debes tratar a los demas de la forma en que te gustaría que te traten, y es que todos necesitamos del apoyo de los demás. No obstante a esto, debes saber que todo lo que hagas debes hacerlo con amor, porque es el vinculo perfecto, y si no hay amor en lo que haces de nada te sirve (hasta cuando cocinas y lo haces con amor la comida sabe mejor… mucho más cuando se  trata de interactuar con los demás/con tu prójimo).

Una vez alguien me contó de un carro que llevaba mucha prisa y por esta razón estaba haciendo algunas imprudencias, tratando de sobrepasar a todos los demás, y que otro conductor llamado Juan al ver su imprudencia no lo quería dejar pasar (porque le molesto la actitud con la que el otro conductor viajaba), cuando por fin el otro auto logra pasarle, Juan se molesta por la forma en la que el joven conducía.

Varias horas después  Juan recibe una llamada de un desconocido diciendo que su hijo está muy mal, que está hospitalizado y que debe ir con urgencia. Al llegar al hospital le dicen que su hijo había sufrido un accidente automovilístico, pero por la prisa en que lo llevaron, los médicos pudieron intervenir rápidamente y salvar su vida (Porque al ver el choque otro joven lo llevo en su carro y trató lo más pronto posible de llegar al hospital a tiempo) y ¿A que no sabes quien fue la persona por la que el hijo de Juan pudo salvarse?… Pues nada más y nada menos que por la imprudencia de aquel joven que estaba en la carretera a todo dar tratando de llevar con vida a un desconocido, y este joven al ver esa persona tirada en el piso hizo todo lo posible para que recibiera atenciones médicas, y gracias a esas imprudencias su hijo pudo salvarse.

Juan no tenía como pagarle a aquel joven y desde ese momento aprendió que no debe juzgar la actitud de los demás, sin tan siquiera saber la dificultad o la situación por la que el otro está pasando y que la persona que menos pensó fue quien sirvió de vehículo para que los médicos hicieran su trabajo.

Sabes de hoy mas no de mañana, aprende a valorar las cosas positivas y trata en todo tiempo de ser tolerante y de tener buenas relaciones humanas. 

Trata a los demás de la forma en que te gustaría que te traten, no humilles, pues no te gustaría que lo hagan contigo (aprende a aprender que todos somos importantes), y todo lo que hagas hazlo con amor y por amor.

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: