Skip to content

Tacones altos… un problema de altura

October 18, 2010

Wendy Mejía

La comodidad y la salud de los pies pasa a un segundo plano cuando se trata de estar a la moda y verse hermosas y atractivas. Sin embargo, los pies soportan el peso de todo el cuerpo. Los pies son quizás una de las partes del cuerpo que menos cuidados reciben. Por eso es importante aprender a elegir el calzado adecuado y evitarte problemas de salud.

Los zapatos altos y apretados contribuyen en gran parte a la aparición de las callosidades en los dedos y las plantas del pie, así como los juanetes, también pueden causar dolor. Éstos son algunos de los resultados del uso de los tacones, pero pocas mujeres saben que el uso de tacones altos puede contribuir al desgaste del cartílago que existe en las articulaciones. Al acabarse este cartílago, los huesos rozan unos con otros generando desgate de los mismos. Esta enfermedad es conocida como osteoartritis.

Si tienes sobrepeso debes tener aún más cuidado con tus pies. Al caminar, tus pies soportan casi cuatro veces el peso de tu cuerpo. Imagínate ese peso sobre tacones altos. Cuando estás en posición vertical, el talón es la parte del pie diseñada para soportar el peso de tu cuerpo. Cuando utilizas los zapatos altos, el peso de tu cuerpo recae en la parte delantera de la planta del pie y sobre los dedos. Esto produce que los dedos de los pies se vayan deformando debido al peso que tienen que soportar.

Si eres diabética también debes tener mucho cuidado con el calzado que eliges. Los zapatos puntiagudos pueden causar presión en tus dedos, mientras que los zapatos altos no permiten que el pie encuentre una postura cómoda para descansar.

Pero los zapatos no sólo afectan a tus pies, sino a otras partes de tu cuerpo como a las rodillas y a la espalda. Algunos especialistas consideran que el usar tacones altos es un verdadero atentado contra la salud de las rodillas porque genera desgaste en esos cartílagos también.

La espalda tampoco se escapa del efecto dañino de los zapatos de tacón. Al usar zapatos altos e incómodos, adoptas ciertos tipo de posturas tratando de aliviar el malestar y el dolor de tus pies. Muchas de estas posturas afectan tu espalda. Se recomienda evitar el uso de los tacones más altos de 4 centímetros o de 1.5 pulgadas. Esto ayuda notablemente a disminuir los dolores de la espalda. Si tu espalda te envía señales de auxilio, piénsalo dos veces antes de comprar tacones altos. Te evitarás un problema mayor.

Por último, no basta con que tus zapatos tengan un tacón bajito, tampoco se recomienda que tengan el talón descubierto. El constante golpeteo de los zapatos en el talón produce lo que conocemos como “espolón calcáneo”. Que es una calcificación (depósito de calcio exagerada) en ese hueso que, cuando se complica con inflamación de los tejidos blandos (fascia), causa dolor.

Sabemos que la moda y la belleza es un factor 1A para nosotras, pero siempre debe importarnos primero la salud!

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: