Skip to content

El poder de la oración

September 24, 2010
tags:

Josnely Bueno

¿Has pensado qué pasaría si descuidas la comunicación con tu pareja? ¿Con esa persona que tanto quieres y que significa mucho para ti? la base de toda relación es la comunicación.

¿Has pensado que pasaría si descuidas la comunicación con Dios? Él, que todo lo ha dado por ti, incluso su propia vida.

 Si has descuidado tu vida de oración este es el mejor momento para hacer una reconciliación con Dios, porque como se dice “es mejor tarde que nunca” y la oración es la mejor técnica para no caer en tentación ¡Así como lo vez! Las Escrituras especifican que la manera en que puedes librarte de la tentación es por medio de la oración.

Velad y orad para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil (Mateo 26:41). Aun la carne sea débil podemos contrarrestar los ataques del enemigo por medio de la oración. Y como decía Pablo: Orad sin cesar (1 Tesalonicenses 5:17) porque a la verdad grandes cosas suceden cuando oramos.

Un ejemplo del Poder de la oración es el siguiente: cuando el Señor envió las plagas a Egipto el Faraón al ver la situación tan difícil le pedió a Moisés lo siguiente: Orad a Jehová para que quite las ranas de mi y de mi pueblo, y dejaré ir a tu pueblo para que ofrezca sacrificios a Jehová (Exodo 8:8). Por medio de la siguiente frase podemos percatar que el Faraón aun no teniendo una comunión con Dios (ni nada por el estilo) sabía el significado de la oración, y con el poder y las cosas tan extraordinarias  que pueden suceder por medio de la misma.

Por otra parte tengo a bien decir que a  pesar de que el Faraón era la máxima autoridad de ese entonces, tuvo que someterse a lo dicho por Moises, porque es Mayor el que está con nosotros (Dios) que el que está en contra (dice la Palabra) y quizás podrás pensar ¿Quién era Moises delante del Faraón? (Sería lo mismo un ciudadano delante de un Presidente) pero en este caso la Gracia y el favor de Dios estaba con él. Y Jehová dio gracia al pueblo en los ojos de los egipcios. También Moisés era tenido por gran varón en la tierra de Egipto, a los ojos de los siervos de Faraón, y a los ojos del pueblo (Exodo 11:3)

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: