Skip to content

“Me hago llamar el deferente porque significa amabilidad”

September 21, 2010

Jorge Rosario

El diccionario define la deferencia como la simpatía y la afabilidad con la gente. Por eso Carlos T. Martínez se hace llamar “el deferente”, desde que en 1971 compuso para el primer festival del merengue una canción llamada El Merengue, y como tenia que utilizar un pseudónimo utilizó este nombre.

Y quienes lo tratan de cerca se dan cuenta de que su nombre no está mal puesto, ya que esa misma forma es la que proyecta al tratar a los demás y al responder las preguntas de esta entrevista.

Nacido en San Pedro de Macorís el 9 de noviembre de 1945, cuenta que la T es de Teodoro, su segundo nombre, y no lo menciona porque sería muy largo, y no porque disguste.

Después de la revolución de 1965 se inicia, a través de Radio Tricolor, su amplia trayectoria en los medios de comunicación, de lo cual asegura que si hubiese tenido la oportunidad de elegir otra carrera hubiera ejercido esta misma por tener la oportunidad de servir a los demás a través de sus medios.

Tal fue el caso del día que se realizó este encuentro, donde una señora de escasos recursos lo llamó al programa para pedirle ayuda económica para su hija de 14 años que padece de una enfermedad cerebral.  

Durante esa carrera ha realizado espacios como el programa radial “Panorama Farandulero y Algo Mas”, el cual tiene mas de 25 años en el aire, así como Generalidades, el cual ha estado también en televisión y es el nombre de su columna en el periódico.

Así como también la gerencia de relaciones publicas de instituciones como el Instituto Nacional de Auxilios y Viviendas (SAVICA), la Corporación de Empresas Estatales (CORDE), y el Banco de Reservas.

Cuenta además que su discurso es positivo, siempre resaltando las buenas cosas que suceden, aunque también explica que no le gusta de esta carrera los necios que apuestan al fracaso de los demás. A la vez que expresa indignación y preocupación por las personas desposeídas cuando son engañadas por los políticos.

Su amplia producción literaria incluye las obras: “Vida y Obra de Mariano Lebrón Saviñón”,  “Héctor Jiménez, un dominicano que triunfa en los rascacielos”, “Confesiones de una Ninfomana”, “Caonabo Javier, perfil de un político”, “Historia de Acroarte y los Premios Casandra”, y “La Vida de Jochy Santos con el Mismo Golpe”.

Sobre el  personaje de quien se habla en el libro ultimo mencionado cuenta que “es mi querido compadre, en nosotros no hay problemas. Siempre que nos vemos nos saludamos con mucho cariño, aunque no nos vemos con frecuencia porque el está en sus ocupaciones y yo en las mías. Pero lo quiero mucho porque es el padrino de mi hijo Marcial Martínez”.

Además, Carlos T. fue el padrino de la boda de Jochy Santos, y fue quien lo llevó a la Asociación de Cronistas de Arte cuando se estaba en el proceso de fundación de la institución.

Pues Carlos T. Martínez fue el primer presidente electo de Acroarte, y actualmente es miembro del consejo de asesores de la institución.

Con su experiencia en dicha institución y en la crónica de espectáculos, considera que el arte dominicano está en un buen momento. “El mundo del espectáculo está muy bien en la actualidad, aunque hay una perdida de los valores en el medio. Pero reitero que mi discurso es exaltar lo positivo”.

Y exaltar los verdaderos valores del país fue lo que le motivó a publicar su libro Grandes Dominicanos, lo que sostiene que es una experiencia gratificante al poder reconocer en vida a las personas notables del país. Esta serie de libros que ya lleva 14 tomos tuvo su primer volumen a finales la década de los 80`s.

Por su temperamento y su forma de ser admira el tipo de personas que son amantes de la paz,   el buen vivir, de no hacer ruido y del crecimiento constante, al tiempo que le satisface sobremanera hacer el bien a los demás.

Por ello siempre saluda a los demás diciéndole “Dios te bendiga”, porque “yo soy un gran seguidor de Jesús, el rabí de Galilea”. Al tiempo que cuenta de manera categoría que su relación con el creador es “permanentemente, porque no se puede negar su existencia al ver lo variada que es la creación”.

Y la búsqueda espiritual es uno de las cosas que recomienda a los jóvenes dominicanos, al igual que la disciplina constante, la persistencia, y alejarse de los vicios, en especial las drogas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: