Skip to content

“La honestidad es la base de la formación humana”

June 15, 2009

by Jorge Rosario

Cuando bajen los créditos de la película de su vida quiere ser recordado como un hombre serio, que siempre luchó por mantenerse de esa manera. Pues asegura que la honestidad es la base de la formación humana, a tal punto que no está de acuerdo con los procesos de negociación. “Si tú me vas a vender un carro en 100 mil pesos no me pidas 120 para que quedemos en 100 porque yo voy a creer que tú me estás engañando con 20 mil o que le vas a quitar algunas piezas que cuesten ese precio”.

Pues la honestidad no es sólo el mensaje de Ladrones a Domicilio, de la cual asegura que quien la compre ver una película de Disnely comparada con la realidad, sino que ha sido una postura que ha tomado teniendo entre otras influencias a su formación familiar.

Ángel Muñiz ha sido ganador de cuatro premios Casandra, entre ellos dos como película del año por Perico Ripiao y Ladrones a Domicilio, director de cine del año por la ultima mencionada, y el Soberano en 1996 como producto de la pegada de Nueba Yol.

Sin embargo asegura que el negocio de su retiro es la cocina. “Yo no duré cuatro años estudiando cocina, pero sí hice varios cursos en Estados Unidos, y poner un restaurant será el negocio de mi retiro después que haga las películas que me quedan, pocas, por cierto”.

Nació el 8 de mayo de 1960 en Santo Domingo, y Dios, que para él es una realidad que hay que lidiar, le ha puesto en su camino ser padre después de los 40 años. Sobre el particular se refiere contando que no se tiene mas parámetros que los que da todo el mundo, que así como quien tiene un hijo a los 25 no te puede decir como es tenerlo a los 40.

Además agrega que por esta razón procura cuidarse físicamente porque estamos en una época en la que por más joven que sea una persona se puede morir de una enfermedad, y que quiere encaminarlos por el buen camino hasta llevarlos a obtener un titulo universitario.

Sobre su temperamento se puede decir que este se refleja en la mayoría de sus trabajos cinematográficos, ya que Muñiz confiesa que lo que más le molesta es la ineficiencia, los atajos para resolver los problemas de la manera más fácil posible. En cuanto que lo que más le alegra es cuando sucede todo lo contrario, pues tiene como creencia que “Las cosas sólo se hacen de una manera: bien”.

De igual manera se considera un ser humano justo, y cuando no lo es espera descubrirlo para cambiar. “Soy impulsivo, y esa es la causa de cuando soy injusto. En un país donde el otro quiere joderte me defiendo con una prepotencia que tengo en reserva y que trato de que sea lo más inofensiva posible. Por eso trato de que cuando voy a trabajar con alguien sea con una persona que ya me conozca para que en un caso así pueda decir: esta es la numero cuatro de Ángel hoy”.

Una de sus válvulas de escape cuando las cosas no salen tal y como el las planea, es correr. Es por ello que cuenta cómo tuvo que recurrir a ese recurso para no perder la cabeza. “En la filiación de Nueba Yol III llegué a un acuerdo con el súper (súper intendente) de un edificio para hacer una escena alla, y después me salió con que no se iba a poder. Para no matar a ese hijo de p…. tuve que ponerme a correr”.

Sobre el mismo tema narra que cuando cumplió 42 años corrió 42 kilómetros para demostrarse a sí mismo que podía hacerlo. Aunque mas adelante aclara que: “Yo duré tres años entrenando porque no es fácil hacerlo”.

Ángel confiesa que lo que más le gusta en la vida es el trabajo, a tal punto que se levanta a las 3:30 de la mañana y después de leer algo de Juan Bosch lee un periódico de Madrid y a las 6:30 está en Estudio Quita Sueño, ubicado en la comunidad del mismo nombre en Haina.

Según sus palabras, su carrera inicia oficialmente en 1978 cuando sale en el restaurante Versalles junto a Juan Carlos Pichardo, Tony Sanz, y Luis Marchena en el grupo de humor Los Tenorios. Así mismo, participó en igual rol en programas como Cuanto Vale el Show, entre otros.

En esa época estudiaba agronomía, carrera que dejó para estudiar cine en los Estados Unidos.

Aunque realmente el también actor de Pasaje de Ida considera que en el ámbito profesional lo que mas le gusta es hacer cosas que no se hayan hecho.

Es por ello que Estudio Quita Sueño es el primer estudio de cine del país, además de que es el director que más se ha vinculado con el tema de la problemática social.

Dentro de esos filmes estuvo Nueba Yol, de la cual se refiere como el trabajo que cualquiera diría que no podría superar. Mientras que de Luisito Marti, protagonista de las dos versiones de la misma, entiende que es el actor más disciplinado que ha dirigido y un ser humano como una bella familia.

Ese estilo ha tenido como principal influencia el ejemplo familiar y la militancia politica de izquierda de sus padres. La misma sale a relucir cuando se le pregunta sobre què opinión le merece el Palacio Nacional y responde con una expresión de indignación como: “El lugar donde se han planificado los crímenes mas crueles de este país”.

Por lo que ve como principal problema social del país la corrupción gubernamental, el descaro. “La ineptitud del político dominicano da al traste con una sociedad nada equitativa. Un ser humano ineducado es una bomba de tiempo, si tú tomas dos hermanos mellizos y los mandas uno a la Nasa y otro a Guachupita cada uno será bueno en lo que aprendieron”.

Muñiz asegura también el haber heredado de sus padres filosofías de vida que son importantes para el trabajo diario, pues asegura que su padre siempre dice: “Principios quieren las cosas”, en cuanto de su madre siempre la escucha decir: “No me dejen nada por mitad”.

De igual manera visualiza la ambición como principal problemática de la juventud porque dejan de recibir los beneficios de la honestidad. A la vez que recomienda que: A los jóvenes les exhorto a que le pregunten a sus padres sobre una cosa que daban en la escuela llamada Moral y Cívica. Que investiguen sobre el tamaño de la línea entre lo correcto y lo incorrecto porque a veces al no saber eso incurren en actos de corrupción sin darse cuenta.”

A la vez que concluye diciendo: “Hay cosas que hacen como jóvenes no pueden decírselo a sus padres, y eso no está mal, pero que todo sea con moderación. Hasta el desorden sea con moderación, como decía mi abuelo”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: